Área de investigación I: Desigualdades socio-económicas

 

La investigación de las dimensiones socioeconómicas de las desigualdades sociales (Área de investigación I) se basa en una clara perspectiva estructural. Los enfoques fundamentales provienen de la Economía Política y de la Sociología. Sin embargo, en correspondencia con su orientación interdisciplinaria desiguALdades.net incorporará también a contribuciones provenientes de la Historia y del Derecho.

  • Desigualdades socioeconómicas en una economía globalizada: A partir de la colonización, América Latina ha formado parte de una economía global interdependiente. Sin embargo, su posición en el sistema de división internacional del trabajo ha cambiado de manera significativa en el curso de su “historia entrelazada”. Además de investigar la dimensión histórica, nos centraremos en la reciente reorganización del comercio global. Ésta ha conducido en muchos casos a un incremento de las desigualdades socioeconómicas y a nuevas interdependencias entre los procesos económicos en diferentes regiones del mundo. Esta reorganización ha integrado de nuevo a América Latina a la economía global, principalmente como proveedor de recursos naturales para la economía global, lo que ocasiona oportunidades pero también riesgos para los diferentes grupos sociales. Sumado a esto están emergiendo nuevos esquemas de intercambio transregional, como las interdependencias socioeconómicas transpacíficas, que constituyen nuevos sistemas transregionales de inclusión y exclusión.
  • Desigualdades socioeconómicas y crisis financieras: La inestabilidad de los mercados financieros (globales) ha configurado en gran medida las estructuras de desigualdad en América Latina. El subcontinente tiene una larga historia de crisis financieras, siendo la presente crisis financiera global meramente una de ellas. Las crisis financieras han contribuido a la gran volatilidad de crecimiento e ingresos, así como a tasas de crecimiento relativamente bajas en comparación con las tasas de crecimiento en el ámbito internacional. Desde esa perspectiva, las crisis económicas han contribuido a la persistencia y al incremento de la pobreza y de las desigualdades en América Latina.
  • Desigualdades socioeconómicas y liberalización: América Latina ha servido en las pasadas décadas como laboratorio de radicales reformas  de mercado, con una fuerte liberalización  de los mercados domésticos y una extrema apertura hacia los mercados internacionales.  A este respecto, uno de los fenómenos de desigualdades interdependientes que será analizado en la red son los incrementos de precios de bienes esenciales de consumo y de servicios  vinculados a las inversiones extranjeras directas, y los significativos aumentos de los costos de vida que han desencadenado, en particular para los hogares más pobres,.
  • Flujos interdependientes debidos a migración y remesas: Mientras que América Latina ha sido durante siglos un subcontinente de inmigración, la enorme “exportación” de migrantes hacia los países industrializados ha determinado en las últimas décadas una redistribución transnacional importante. Esta redistribución incluye la transferencia al sub-continente de importantes recursos financieros con efectos ambivalentes. Pero también implica remesas sociales, en el sentido de un conjunto complejo de ideas, prácticas, identidades y capital social. Ambos tipos de remesas juegan un papel esencial en la reformulación de configuraciones locales, comunales e individuales de desigualdad social. Al mismo tiempo, la migración puede entenderse también como parte de la formación de nuevas cadenas transnacionales de producción. Así, por ejemplo, las economías familiares son transnacionalizadas a través de su integración en economías transnacionales asistenciales, en las que los migrantes (mayoritariamente de sexo femenino) de países de bajos ingresos, como es el caso de América Latina, asumen las tareas asistenciales dentro de familias en países de ingresos altos.

 

Banner BMBF en